jueves, 12 de enero de 2012

El poema como objeto fetiche

Recuerdo que, cuando era pequeña, sentía la necesidad de indagar en el interior de los juguetes; bien para hallar el secreto de su funcionamiento, o bien porque lo oculto incentiva la imaginación más que cualquier otra cosa. Sea como fuere, muchos de mis juguetes, no volvían a recuperar su aspecto original. Las muñecas eran destripadas, los relojes desmontados, los cuentos desplegables perdían su elasticidad y los juguetes con motor no volvían a emitir ningún ruido; pero las piezas, aunque descabaladas y rotas, poseían la cualidad de transformarse y contar otras historias.

Envasar historias o materializar poemas. Esta serie de poemas objeto es un intento de habitar un poema, de rozarlo, de olerlo, de sostenerlo entre las manos y de construir una realidad tangible e independiente a la real.
Mar Lozano (envasando a marlo)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario si lo deseas, tus palabras siempre son bienvenidas.