domingo, 30 de julio de 2017

Libro de artista: ALMAS QUE ILUMINAN.

Si gracias al lenguaje descubrimos y conformamos nuestro mundo; con el libro, construimos pequeños islotes de mundo, paraísos o infiernos particulares que pueden llegar a ser lustrosos espejos o bellas ficciones de esa otra realidad.

Me interesa el libro como objeto y como micromundo. Tiendo a concebirlo como una pieza única, quizá porque no pueden existir dos islas iguales.

El libro como contenido y continente, como objeto, como puerta, como quicio, como espejo, como pieza inabarcable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añade un comentario si lo deseas, tus palabras siempre son bienvenidas.